¿Qué idioma quieres aprender hoy?

Inglés, alemán, francés, catalán, gallego... En TeachApp te ofrecemos profesores particulares nativos y bilingües de todos los niveles para que aprendas de la forma más cómoda.

Mira todas las lenguas que puedes aprender en TeachApp

Cómo dar clases particulares de inglés

Cómo dar clases particulares de inglés

El inglés es el idioma de moda y hoy en día para trabajar en cualquier empresa te exigen un nivel mínimo, muchas veces incluso a través de un examen oficial. ¿A alguien le extraña que sea una de las clases particulares más demandadas? Hoy te vamos a explicar cómo dar clases particulares de inglés.

Siempre lo decimos, cada materia tiene sus particularidades a la hora de enseñarse, e inglés no iba a ser menos. Además de hablar y escribir a la perfección el idioma, también has de tener una personalidad abierta y social.

<Como hemos comentado, la mejor forma de aprender idiomas es sumergirte en ellos: hablarlos y practicarlos.

Ahora, la metodología de aprendizaje de la clase varía en función de factores como el nivel, la edad del alumno, el objetivo de la clase, etc. Vamos a analizarlos para que entiendas mejor cómo dar clases particulares de inglés:

  • El nivel: Aunque parezca extraño, son más complicadas las clases de nivel bajo que las del avanzado. En el primer caso, el aprendizaje será lento porque el alumno desconocerá las bases, en cambio, el alumno avanzado sólo necesitará corregir pequeños errores.

La principal característica del alumno que comienza desde un nivel bajo, es que puede avanzar más por su cuenta que contigo, así que aprovecha muy bien los deberes para que no pierda el ritmo. Puedes convertir las clases en momentos donde poner a prueba lo que ha aprendido él solo y corregirle.

  • La edad del alumno: Aunque tengan que aprender lo mismo, las técnicas para enseñar a un niño siempre serán distintas a las de un adulto. La capacidad de atención y concentración son peores cuanto más pequeños somos, y deberás apoyarte en juegos e historias más “visuales” para enseñarles vocabulario básico. La curva de aprendizaje también será más lenta. A un adulto le puedes poner deberes, su nivel de comprensión es más alto y las clases pueden ser más largas.

  • El objetivo de la clase: Puede que las clases sean para repasar, para iniciarse o más específicas como mejorar el vocabulario. En cualquier caso los ejercicios se adaptarán a ese nivel. Calcula cuántas clases necesita el alumno y a qué nivel quiere llegar para planificarte bien.

Si las clases son para preparar exámenes oficiales de inglés como el TOEIC o el TOEFL quizás necesites más tiempo por clase para así poder repasar aspectos específicos de estas pruebas: vocabulario, gramática, pronunciación, etc.

  • La distancia: Una de las ventajas de Internet es que puedes dar clase online a alguien que está a diez mil kilómetros de ti. No es necesaria la presencia física, sólo ponerte a hablar frente a la pantalla. En este caso sólo has de tener preparados pantallazos y material que quieras mostrarle al alumnos, ya sean ejercicios visuales o ejemplos de frases.

Este tipo de clases funcionan muy bien para mejorar la conversación y no tiene por qué aplicarse solo cuando se está lejos. Quizás tras una clase física el alumno necesita repaso y nada mejor que una conexión por skype para solucionar sus dudas.


Cómo dar clases particulares de inglés


Ya has visto los factores que influyen en cómo dar clases particulares de inglés pero no todo iba a ser tan fácil. Nos hemos encontrado a muchos alumnos que no saben definir su nivel, por eso es muy útil que prepares una prueba de nivel que puedas enviarles para así prepararte ejercicios acorde a sus conocimientos.

Muchas veces el profesor se pregunta, ¿es necesario ser nativo? No, si tienes una buena pronunciación. Normalmente se busca para mejorar la expresión oral pero los alumnos también prefieren que sea bilingüe para que pueda explicarse a la hora de corregir.

<Recuerda la repetición. En cada clase dedica unos minutos iniciales para recordar lo aprendido la vez anterior.

Otro detalle que has de tener en cuenta son los deberes. Los idiomas se aprenden a base de repetición y práctica pero claro, tú no puedes pasar 24 horas con tu alumno. Por eso los deberes son cruciales, por suerte hay maneras amenas de aprender: series en versión original, vídeos de youtube, cómics, memes, aplicaciones de móvil, etc.

¿Y tú? ¿Eres profesor de inglés? ¿Has impartido clases particulares de inglés? Cuéntanoslo en la sección de comentarios.

Mensaje